La esquizofrenia es un trastorno cerebral crónico que afecta aproximadamente al uno por ciento de la población. Cuando la esquizofrenia está activa, los síntomas pueden incluir ideas delirantes, alucinaciones, problemas para pensar y concentrarse, y falta de motivación. Sin embargo, cuando se tratan estos síntomas, la mayoría de las personas con esquizofrenia mejorarán enormemente con el tiempo.

Si bien no existe una cura para la esquizofrenia, la investigación está conduciendo a tratamientos nuevos y más seguros. Los expertos también están desentrañando las causas de la enfermedad mediante el estudio de la genética, la realización de investigaciones conductuales y el uso de imágenes avanzadas para observar la estructura y la función del cerebro. Estos enfoques mantienen la promesa de nuevas terapias más efectivas.

La complejidad de la esquizofrenia puede ayudar a explicar por qué hay conceptos erróneos sobre la enfermedad. La esquizofrenia no significa personalidad dividida o personalidad múltiple. La mayoría de las personas con esquizofrenia no son peligrosas ni violentas. Tampoco son personas sin hogar ni viven en hospitales. La mayoría de las personas con esquizofrenia viven con su familia, en hogares grupales o solos.

La investigación ha demostrado que la esquizofrenia afecta a hombres y mujeres por igual, pero puede tener un inicio más temprano en los hombres. Las tasas son similares en todos los grupos étnicos de todo el mundo. La esquizofrenia se considera un grupo de trastornos donde las causas y los síntomas varían.

Si se te ha diagnosticado con esta enfermedad o conoces a alguien con los síntomas, no dudes en acudir con la Dra. Nancy Juárez quien te ayudará a transitar por esta difícil enfermedad.


[[cms:companyname]] - Tratamiento para esquizofrenia